Noticias

Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados defiende exitosamente a la República Popular de China en una Investigación Antidumping sin precedentes

El 22 de mayo de 2015, el Tribunal de Defensa de la Competencia (“el Tribunal”), máximo órgano resolutivo del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual (“INDECOPI”), emitió la Resolución N° 0293-2015/SDC-INDECOPI, correspondiente a la apelación interpuesta contra la decisión de la Comisión de Dumping y Subsidios de INDECOPI de imponer derechos antidumping a las exportaciones de prendas de vestir provenientes de China al Perú.

En junio de 2012, la Comisión de Dumping y Subsidios de INDECOPI -autoridad peruana en materia de dumping y derechos compensatorios- inició una investigación en contra de las exportaciones de prendas de vestir provenientes de China, sin contar con una solicitud escrita de la Industria doméstica peruana, invocando circunstancias especiales de conformidad con la Sección 5.6 del Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT).

La incomparable gama de productos objeto de la investigación, considerando los casos antidumping domésticos e internacionales, listados en 276 sub-partidas arancelarias de dos capítulos (61 y 62) del Código Arancelario peruano, hizo de esta la investigación antidumping la más grande seguida en el mundo.

China es la exportadora de prendas de vestir más grande a nivel mundial, así como el principal socio comercial peruano, habiendo ejecutado ambos países un Acuerdo de Libre Comercio en el 2009. Se estima que, en el 2011, el valor total de las importaciones al Perú de prendas chinas estaba en el rango de 240 millones de dólares.

La investigación provocó una respuesta sin precedente tanto en China como en Perú.

El Ministerio de Comercio de la República Popular de China, la Cámara de Comercio de Importaciones y Exportaciones Textiles de China -organización líder de comercio que representa más de 6,300 exportadores e importadores textiles y de ropa en China- y numerosos exportadores de prendas chinas, así como los comerciantes líderes de prendas en Perú y Comex Perú -organización privada líder de comercio internacional en Perú-, se unieron al procedimiento en defensa de la Industria de vestimenta china.

El 6 de diciembre de 2013, la Comisión de Dumping y Subsidios emitió la Resolución N° 297-2013/CFD-INDECOPI, mediante la cual se imponían derechos antidumping a docenas de sub-categorías arancelarias del Código Arancelario peruano, abarcando una amplia variedad de prendas tales como camisas, medias, pantalones y shorts, polos y ropa interior. Los derechos recaudados varían desde 0.14 hasta 3.73 dólares por unidad de vestimenta importada. La decisión fue rápidamente apelada por la parte china así como por los importadores peruanos.

En referencia al caso, Carlos A. Patrón del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados, asesor del Ministerio de Comercio de la República Popular de China, señaló lo siguiente: “Las acciones realizadas por la autoridad peruana durante la investigación fueron claramente inconsistentes con las normas y estándares de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y con los acuerdos bilaterales suscritos entre el Perú y la República Popular de China. La amplia definición de producto empleada por la Comisión dio como resultado profundas e injustas distorsiones en todos los análisis estadísticos realizados. Fue, claramente, una arbitraria investigación de naturaleza sectorial, dirigida en contra de toda una rama de la actividad productiva de la República Popular de China, la cual persiguió un efecto similar a la imposición de un arancel general o una protección discriminatoria contra todas las importaciones de prendas chinas, lo cual representa simplemente un mal uso de los remedios antidumping previstos por la OMC”.

Al resolver la apelación, el Tribunal ha revocado la decisión previa de la  Comisión de Dumping y Subsidios, derogando los derechos antidumping impuestos por este último. Alineándose con los denunciados, el Tribunal consideró que la determinación de la definición de producto realizada por la Comisión fue errónea, habiendo considerado el amplio universo de “vestimenta y accesorios” como un solo producto, lo cual invalida el análisis respecto al valor normal, subvaloración, daño y causalidad. El Tribunal, asimismo, argumentó que la Comisión incurrió en una serie de errores técnicos cuando determinó márgenes de dumping y evaluó el daño, concluyendo que las pruebas disponibles, claramente revelaban que los indicadores de rendimiento de la rama de producción nacional fueron, en términos generales, positivos y, en las instancias en las cuales no lo fueron, la Comisión no los ponderó adecuadamente.

José Antonio de la Puente, socio en Comercia Consulting, abogado de Tiendas por Departamento Ripley S.A. y coordinador de la defensa de los retailers peruanos, señaló lo siguiente: “Afortunadamente, la legislación peruana ofrece la oportunidad de revisión administrativa de las decisiones en materia antidumping”. El Tribunal actuó de forma independiente y técnica y después de un análisis sistemático de la jurisprudencia de la OMC, ha concluido correctamente que el concepto de “un producto” para determinar el alcance de una investigación debería ser construido como un “producto sustituto” o “productos que compiten en el mismo mercado”. Aún más importante, el Tribunal ha concluido que incluso si la incorrecta definición de producto determinada por la Comisión fuera considerada válida, el análisis sobre el daño efectuado sería incorrecto ya que las pruebas con las cuales se contaba claramente demostraban que a pesar del incremento de importaciones de prendas chinas, la industria doméstica fue capaz de incrementar sus cifras por encima de sus gastos y evidenció un buen rendimiento en la mayoría de factores evaluados. El Tribunal ha sido firme en establecer un límite claro en el alcance de futuras investigaciones antidumping en Perú, proscribiendo el uso de este instrumento para proporcionar protección a todo un sector de la economía”.